Noticias de actualidad, economía, empresas y mucho más.

Por si no lo han notado

0

Es triste, sí, pero es nuestra realidad.

No puedo hablar de otros países, porque no sé lo que pasa, pero en Costa Rica la temporada navideña es sinónimo de más asaltos, robos, bajonazos y cuanto delito se les ocurra.

La semana pasada precisamente entre compañeros comentábamos eso en la redacción de Telenoticas, y la verdad, saben ¿qué pasó? 
No habíamos terminado ni de hablar cuando comenzaron las sirenas a sonar.

Que un asalto a un chancero por aquí, que un asalto a un banco por allá, robos de carros (que se dan todos los días, pero ahora en mayor número) en fin, la cosa se está poniendo más fea que de costumbre.

Y claro, ¿cómo no?, si es que en esta época todo el mundo quiere tener dinero, y no importa de la forma que sea.

navidad costarica

No por nada, hace varios años tuvieron los bancos que adoptar para esta época la medida de bloquear sus cajeros automáticos después de las diez de la noche.

Recuerdan “los famosos” paseos millonarios, se convirtieron en la caja chica de más de un delincuente, quienes le agarraron el gusto al asunto.

La medida si bien vino a bajar los números, obviamente, no los dejó en cero, eso es mucho pedir, pero la verdad para mí si fue bastante buena.

Retomando el tema, el punto es que si ya sabemos cómo son las cosas, lo más sensato es no “ofrecerse” a los delincuentes, yo sé que como dice el dicho: lo que está para uno, está para uno, pero tampoco hay que buscarlo.

El corre corre hace que más de uno pierda de vista sus artículos personales u olvide que otros están esperando que se descuide, cara caerle encima con pistola en mano y quitarle lo que tanto le ha costado.
Hay cosas que no se pueden evitar, lo sé, pero otras que es mejor no buscarlas.

 

Por si no lo han notado
Valora el contenido

Deja un comentario